Con T-MEC, México se afianza como base de exportación automotriz a EU: Jetro

El acuerdo alcanzado con los vecinos del norte garantiza exportaciones automotrices por hasta 2.6 millones de unidades al año. La negociación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC) significó

28/06/2019 a las 12:58 hrs.

“México puede asegurar su posición de base de exportación de automotores hacia Estados Unidos”, añadió. Y esto no sólo beneficia a las empresas japonesas establecidas en territorio mexicano, sino también a muchos fabricantes estadounidenses que operan en el país.

Kimihiko Inaba consideró que la tensión comercial entre Estados Unidos y China favorece mucho a México. “Ya estamos observando que algunas empresas japonesas y de otros países están trasladando su base de producción de China a México. La importancia estratégica de México como la base de producción o de exportaciones de Asia está aumentando”.

Sobre la actual política industrial de la Secretaría de Economía, destacó tres objetivos importantes: la innovación, la inclusión y la diversificación, y Jetro trabaja en esa línea al buscar trabajar con empresas innovadoras mexicanas, apoyar el desarrollo de los recursos humanos y diversificar los destinos de exportación.

“Las empresas japonesas tienen mucha experiencia y gran presencia en los mercados asiáticos, por lo que trabajar con ellas sería bueno para la diversificación de la economía mexicana. Estamos enfatizando la importancia del mercado que tenemos en Asia y animando a las empresas mexicanas que inviertan en Japón, que lo utilicen como base de exportaciones”.

Brasil debe estar entre los objetivos. El país sudamericano no tiene un mercado tan grande de autopartes y ahí podrían tener oportunidades las empresas japonesas instaladas en México, consideró Kimihiko Inaba. Es una idea que ya se ha planteado a la Secretaría de Economía y que podría prosperar gracias al alto nivel de competitividad del sector en el país.

Sobre la inseguridad como factor que ahuyente inversiones, comentó que el Bajío hay atención de los gobiernos en el tema, principalmente el de Guanajuato. “Se tienen que tomar precauciones y medidas de prevención. Tenemos que entender la situación. Sólo si ocurriera una guerra civil nos iríamos.”

De 2005 a 2017, el número de empresas japonesas en México creció de 326 a 1,182 y el número de ciudadanos del país asiático instalados en territorio mexicano prácticamente se duplicó al pasar de poco más de cinco mil a 11 mil 211 personas.

Sólo en Guanajuato operan alrededor de 279 empresas japonesas, de las cuales casi 80 por ciento es de autopartes.

PROGRAMA DE PROVEEDURÍA

Para apoyar a las empresas japonesas que buscan instalarse en México, Jetro cuenta con un programa de desarrollo de proveeduría.

“Nuestra herramienta más importante es la base de datos de las empresas mexicanas proveedoras de partes y piezas, no sólo para OEMs, sino para Tier 1, 2 e incluso 3. Nosotros recolectamos la información de empresas mexicanas proveedoras de autopartes en cada segmento y cada nivel. Son alrededor 400 empresas registradas. Con la base de datos apoyamos a las empresas japonesas que se van a establecer aquí”.

El director de Jetro Indicó que no sólo informan qué producen, sino la calidad de sus producto. Expertos japoneses visitan las plantas, revisan sus documentos financieros, de quién es y dónde trabaja. “Tenemos que visitar las empresas mexicanas para nosotros con confianza recomendarlas a las empresas japonesas. Por esa razón nosotros visitamos estas empresas y validamos y hacemos un reporte en español y japonés”.

El organismo nipón también apoya en la instalación de las plantas, en aspectos como el marco legal e información sobre espacios en parques industriales.

“Además estamos orgullosos de poder transmitir informaciones y análisis sobre las reglas de origen, por ejemplo una empresa japonesa que no puede identificar si cumple con las reglas de origen, nuestro colega lo visita y con datos de abastecimiento de materia prima o la materia industrial se realiza el cálculo preciso”.

A veces, para cumplir las nuevas condiciones que se establecen en el Tratado T-MEC, las empresas japonesas necesitan abastecerse más desde Estados Unidos.